Guía para construir una marca sólida y coherente

Guía para construir una marca sólida y coherente

El marketing digital pone a nuestra disposición una gran diversidad de estrategias de branding que nos dan la oportunidad de construir una marca sólida y coherente. Para ello, es fundamental tomar en cuenta algunos aspectos de gran importancia. Ello, nos permitirá enviar a nuestro público objetivo mensajes adaptados a nuestra identidad corporativa, y los valores que definen a nuestra empresa.

La construcción de una marca sólida es un proceso de suma importancia para el éxito de nuestra empresa, ya que garantiza a nuestro negocio relevancia y autoridad para resaltar entre la competencia. Se trata de un objetivo que requiere del establecimiento de un conjunto de valores que representen e identifiquen a nuestro negocio.

Aunado a ello, no basta únicamente con definir una determinada identidad corporativa. Dentro de las estrategias de branding que vayamos a ejecutar, debemos tener en cuenta elementos totalmente necesarios como la Consistencia de Marca.

Principales estrategias de branding para lograr una marca sólida y coherente

Existe una gran diversidad de factores que pueden determinar y contribuir en el proceso de construcción de una marca sólida. En esta ocasión nos hemos dedicado a condensar las estrategias de Branding más efectivas. 

Es importante señalar que este tipo de campañas, al igual que muchas otras acciones del marketing empresarial, deben ser actualizadas constantemente. El desarrollo de la tecnología y el surgimiento de nuestras tendencias deben impulsarnos a mantener al día nuestras estrategias para  mantener nuestra marca sólida.

Garantizar una marca sólida y coherente

Las estrategias de consistencia de marca nos ofrecen la posibilidad de trabajar la identidad corporativa y las campañas de marketing en una misma línea. Es necesario mantener una consecuencia entre los valores que hemos establecido para la representación de la marca y todas nuestras acciones de mercadeo.

De esta manera, podemos contribuir en gran medida a la construcción de una marca sólida. Un logro que no solo nos permite destacar entre la competencia. Además, podemos disfrutar de un crecimiento en la tasa de clientes y seguidores de nuestra empresa.

Para lograr la consistencia de marca debemos llevar a cabo las siguientes aciones primordiales:

  • Comprender la identidad de nuestra marca

El primer paso que debemos poner en marcha es conseguir la plena comprensión de la propuesta que ofrece nuestra empresa en términos de valores y aportes. Elementos que han sido determinantes en la popularidad de nuestro negocio para un determinado sector de la población (target). 

  • Determinar las pautas

Para lograr una marca sólida y coherente, debemos establecer un conjunto de pautas que nos permitan apegarnos fielmente a un plan de acción. Se trata de una serie de reglas que no podemos pasar por alto, ya que garantizan una mayor coherencia y consistencia de nuestra marca y las estrategias de branding.

  • Enviar mensajes consecuentes

La coherencia es un elemento de suma importancia a la hora de transmitir mensajes a nuestro público objetivo. En cada uno de ellos debe encontrarse la idea principal de nuestra marca. El enfoque, el lenguaje, la tipografía, así como muchos otros elementos, deben contar con una misma estética y línea discursiva.

Otros pasos a seguir para consolidar nuestra marca

  • Cuidar las expectativas de los seguidores

El público objetivo de nuestra marca y todos sus fieles seguidores poseen una determinada expectativa sobre nuestras acciones de branding. Desde su nacimiento, la mayoría de las empresas mantienen una tendencia con respecto a la construcción de su imagen, elementos que el público identifica y que espera que se mantengan de la misma manera.

  • Fomentar la positividad

Finalmente, uno de los pasos que debemos desarrollar es ofrecer al público campañas de branding en las que predominen los enfoques positivos. El público no debe asociar la marca a temas impopulares, polémicos y relacionados con algún tipo de conflicto.  

Estos son los principales elementos que debemos tomar en cuenta a la hora de garantizar la consistencia de la marca, una de las estrategias de branding más importantes para la construcción de una marca sólida y coherente.

Recompensar la lealtad

Las estrategias de branding persiguen diversos objetivos que también se pueden conseguir a través de otras ramas del marketing digital. Sin embargo, lo que hace especial al branding es la diferencia cualitativa de sus acciones de mercadeo.

Recompensar la lealtad de los clientes y seguidores de la marca es una excelente estrategia de branding con la que podemos conseguir un mayor número de compradores y disfrutar de un considerable crecimiento económico.  Para lograr estos importantes objetivos el branding propone cultivar la lealtad a través de pequeñas pero valiosas acciones.

Existen muchos ejemplos de marcas sólidas en el mercado que le agradecen a sus clientes más fieles, ya que muchos de ellos actúan como “embajadores de la marca”. Podemos realizar el envío de pequeños regalos personalizados, cartas de agradecimiento o cualquier otro elemento que le demuestre a nuestros fieles clientes lo importantes que son para nosotros.

Incluir activamente a los empleados

Nuestros empleados son fundamentales y totalmente necesarios para crear una marca sólida. Es uno de los elementos más importantes para lograrlo, ya que su relación con los clientes debe transmitir los valores y la identidad de la empresa.

 Si atendemos, por ejemplo, al paso de la consistencia de la marca en el que se pretende promover una imagen positiva, limpia y alegre, el comportamiento de nuestros empleados debe ir orientado a dicha dirección. Trabajadores problemáticos, que ofrecen a los clientes una atención seria y poco personalizada, son trabajadores que contradicen las estrategias de branding que hemos establecido.

Por ello, debemos incluir a todos nuestros empleados al informarles de manera detallada cada una de las acciones que deben poner en marcha para alinear su comportamiento y su trabajo en general con la construcción de una marca sólida y coherente.

Sin duda, son muchos y muy diversos los factores que influyen en el éxito de las estrategias de branding. Sin embargo, a través de estas importantes recomendaciones y siendo constante, podemos lograr una marca sólida y destacarnos entre la competencia.

Deja una respuesta

Related Posts